jueves, 8 de junio de 2017

Sin permiso (documental)


La realidad de los músicos callejeros en Barcelona y la política de “higiene social” del Ayuntamiento. Urbanos secuestrando guitarras, multas salvajes, “alarma social inducida”, la calle como espacio de tránsito y gestión privada. Y, ganándose el pan, artistas que se niegan a ser otra cosa, sobreviviendo en “la botiga més gran del món”.


El extraño caso de la organización terrorista anarquista sin terroristas ni organización


El reciente archivo del caso Pandora pone en tela de juicio las macrooperaciones de los Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional para desactivar una presunta organización terrorista anarquista que estaba en condiciones de atentar en España.

ALEJANDRO TORRÚS
 

Madrugada del 16 de diciembre de 2014. Exactamente 5:30 a.m. Cientos de agentes de los Mossos d'Esquadra (alrededor de 500) se despliegan en 14 locales y casas de Barcelona, Manresa y Sabadell. Los registros también llegan a un domicilio de Madrid. La operación está dirigida por la División de Información de los Mossos y está coordinada por la Audiencia Nacional. Es la Operación Pandora I. Once personas son detenidas y siete de ellas entran rápidamente en prisión incondicional. Los cargos son durísimos.
El magistrado de la Audiencia Nacional Gómez Bérmudez les atribuye la comisión de delitos de constitución, promoción, dirección y pertenencia a organización terrorista en relación con delitos de tenencia y depósito de sustancias o aparatos explosivos y daños y estragos con finalidad terrorista. La nota de prensa que los Mossos d'Esquadra remiten a los medios hablan de la desarticulación de "una organización terrorista de cariz anarquista a la que se le atribuyen varios atentados con artefactos explosivos”....

Lee el artículo completo en: http://www.publico.es/sociedad/extrano-caso-organizacion-terrorista-anarquista.html